Estrategias de Inbound marketing: qué tienes que saber

El Inbound Marketing es un concepto que parece se ha puesto de moda últimamente. Nada más lejos de la realidad. Desde 2005, en Hubspot llevan aplicando la metodología Inbound en muchos proyectos.

Hacer Inbound no es sólo hacer contenidos, para eso ya existe el marketing de contenidos. La metodología Inbound va mucho más allá y es un proceso más global y transversal en tu web.

Entra en juego el diseño web, la estrategia de contenidos, el posicionamiento SEO y procesos de lead nurturing que permiten ir cualificando a un cliente potencial de una marca.

El contenido es importante, pero la piel que envuelve el contenido (diseño web) también es vital para lograr una experiencia única con cada usuario que accede a una web y se relaciona con una marca. Por eso, es importante tener en cuenta ciertos aspectos para generar más conversión dentro de la web.

Estrategias de Inbound Marketing: no todo es atraer

Te habrán contado mil y una veces que el contenido es el rey. Pero resulta que los contenidos, si no están enfocados en buyer personas (público objetivo), no son eficaces y no te atraen tráfico cualificado.

La gente suele emocionarse mucho diciendo que hace contenidos, porque le han dicho que son súper importantes. Lo cierto es que no le falta razón: son importantes. Pero sólo si los haces bien, analizando previamente palabras clave y pensando en solucionar una necesidad en tu cliente potencial es como vas a tener éxito. Si no, el contenido no vale para nada.

Por eso el contenido no es el rey. El rey es el cliente de tu marca al que debes dotar de confianza. Para ello, una buena manera de hacerlo es por medio del contenido único y relevante para ese cliente potencial. Nada más.

A veces se escucha Inbound Marketing y rápidamente lo relacionamos con contenidos, un blog y escribir. Pues la cosa no es así. La estrategia de Inbound Marketing toma como motor principal los contenidos, pero si en el resto de acciones no se desarrollan basándonos en análisis de datos previos y tomando en cuenta los buyer personas y los objetivos a conseguir, las posibilidades de éxito son remotas.

Otra de las cosas importantes en la aplicación de una estrategia de Inbound Marketing es que debes tener claro que es a largo plazo. Si buscas resultados inmediatos apuesta por otro tipo de técnicas que te aporten desde el minuto 1. El Inbound no te va a dar resultados mañana.

Teniendo en cuenta que el SEO es una parte fundamental en proyectos de este tipo, las cosas tardan en encontrar su equilibrio en buscadores. Para empezar a ver resultados, necesitas de 4 a 6 meses. Aquí empezarás a ver el potencial de una estrategia Inbound y cómo los usuarios pasan a ser leads para después ir cualificando y que terminen siendo clientes.

Conclusiones:

  • Inbound Marketing no es sólo marketing de contenidos. Tampoco es marketing de atracción.
  • Una estrategia Inbound implica un plan de acción global en un ecosistema digital.
  • No es sólo un blog, es actuar sobre todos los procesos en los que se relaciona un cliente potencial de una marca.
  • No esperes resultados mañana al empezar con una estrategia Inbound. Las cosas bien hechas necesitan su tiempo.
  • Inbound Marketing es aportar confianza entre usuario y marca y hablar con el cliente (comunicación bidireccional).