Cómo el Marketing de contenidos puede ayudarte si eres una pyme

En muchas ocasiones, quienes somos consultores en Inbound marketing nos llevamos las manos a la cabeza tras salir de una reunión. No entendemos cómo pueden rechazar algunas partes de nuestro plan. No le dan importancia suficiente a la propuesta que les haces y dicen palabras que resuenan en tus oídos: “eso no es necesario” o “el marketing de contenidos no es mi prioridad”.

Sucede que muchas veces, realizas un planteamiento estratégico en el que entran en juego varias acciones posibles. Una de ellas, haciendo planteamientos de Inbound marketing, suelen ser contenidos muy bien alineados los buyer persona.

Incluso presentas un calendario editorial de los tres primeros meses, para que entiendan la importancia del Marketing de contenidos en su pyme y de la importante mejora de posicionamiento SEO que podría lograr la empresa gracias a esa acción. La respuesta sigue siendo NO.

La interpelación que realiza el cliente es “por qué no hacemos publicidad, pagamos a los que están en los primeros puestos, y así nos evitamos escribir (y pagar) esos contenidos”. La visión suele ser siempre la misma:

  • Evitemos generar contenidos, que además son caros.
  • Si hago campañas de publicidad online sé muy bien cuál es el retorno de la inversión y con los contenidos no tanto.

La pregunta que siempre nos hacemos es: ¿qué conocimiento de posicionamiento SEO o de Marketing de contenidos tiene esta persona? Pocos. Y se está perdiendo el juego y oportunidades de negocio. Y lo que es peor, su pyme puede sufrir en un escenario en constante cambio.

Además de estos pensamientos, tratamos de cualificar más al cliente enviándole contenidos relacionados sobre SEO y Marketing de contenidos. También le ofrecemos ejemplos de lo que se puede conseguir con algunos ejemplos de otras marcas. Lo que no sabe, aún, es que la decisión de apostar por el Marketing de contenidos puede transformar su negocio y convertirlo en algo mucho más rentable.

El marketing de contenidos ayuda en la atracción, conversión y fidelización en una pyme

Si conoces la metodología Inbound marketing, comprenderás a la perfección la importancia que tienen los contenidos en una estrategia digital. No es que sean líneas rojas a la hora de trazar un plan estratégico, pero son uno de los motores fundamentales de un proceso de atracción de tráfico cualificado.

Para una pyme, que le lleguen clientes a través de Internet es algo difícil si no lo tiene todo bien pensado o confía su marketing digital a una agencia que le asesore. Puedes hacer una web más o menos bonita.

Pero, desgraciadamente, bonita no es lo mismo que atracción.

Bonita no es lo mismo que conversión.

Bonita no es lo mismo que diseño web estratégico orientado a conversión.

Bonita no es lo mismo que user experience (UX).

Puede ser todo lo bonita que quieras, pero si no está bien pensada es difícil cumplir los objetivos fijados. Además, si es bonita y encima cumple los objetivos de diseño propuestos mejor.

El caso es, que a través de los contenidos se pueden abrir muchas puertas que canalicen en nuevos clientes que dan con tu empresa. Todo ello gracias a unos buenos contenidos.

Unos contenidos pensados en las búsquedas que realizan tus clientes potenciales (keyword research = investigación de palabras clave). Contenidos que cumplan ciertos criterios SEO y que permitan, mediante el uso de palabras clave, estar en las primeras posiciones del buscador cada vez que alguien busca esas palabras que tú has identificado como relevantes para tu negocio.

Un blog con unos buenos contenidos genera tráfico web y más oportunidades de venta.

El crecimiento en visitas y leads de las páginas web que cuentan con un blog corporativo es importante. Las cifras pueden ir desde un 10% hasta un 300% (o más) de crecimiento en tráfico cualificado. Aquí, depende en gran medida de la periodicidad de publicación que lleves en tus contenidos. No es lo mismo publicar un post cada mes que hacerlo todas las semanas.

Como siempre, la clave está en apostar por unos buenos contenidos. Sin duda, es una buena forma de llegar a un cliente potencial de una marca. No hay más trucos, ni pociones mágicas. Si trabajas, obtienes resultados. Pero el problema no está en hacer o no hacer, sino en creer o no creer en este tipo de marketing para cumplir los objetivos de negocio.

Y es que si no crees en el Marketing de contenidos y todas sus bondades, es difícil que apuestes decididamente por él. Si no quieres ver a medio o largo plazo y todos los beneficios que te generan los contenidos, mejor sigue a otra cosa. La realidad es que si apuestas por ello, los resultados llegan.